El primer chicharrón

Yo también estoy dispuesto… ya somos dos.

Descolonializa

El último chicharrón 1

Hace unos días, regresando de Barquisimeto, me detuve ante la primera venta de chicharrón ubicada ya casi al final de la autopista San Felipe – Morón. Una amplia sonrisa me recibió debajo de una gorra tricolor de ocho estrellas e insignia del 4F. Al escuchar mi saludo ¡Buenos días camarada!, el hombre soltó una risa y, señalando mi franela, preguntó:¿Tu llevas a Reverón en la ropa o en el corazón?. Sorprendido por la pregunta respondí: Reverón luz de Venezuela. Si -dijo él- pero fue la revolución que lo iluminó, porque la oligarquía lo emborrachó y robó.

De inmediato el camarada me preguntó qué opinaba de la coyuntura. Él dio la respuesta: Tenemos que defender la paz –dijo- porque esto que tenemos nos ha costado mucho. Somos un pueblo de paz –prosiguió- que está cambiando al mundo. El imperio no se va a quedar quieto porque necesita el petróleo y el…

Ver la entrada original 169 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: